El arte de acompañar

El acompañamiento se refiere a estar en presencia física, pero sobre todo emocional con una persona.

 

La sociedad actual, tiene muchos distractores externos que se utilizan como fugas para evadir lo que interiormente nos causa ansiedad y estrés: el abandono y la soledad; es decir sentimos estar olvidadas porque no somos necesarias, eso nos genera sentimientos de melancolía y pensamos que nos buscan por lo que tenemos y lo que representamos para los demás, pero no por lo que somos y valemos en nuestro ser.

 

En tanatología el acompañamiento es permanecer al lado de los pacientes terminales y sus familiares proporcionando orientaciones, previo consentimiento de ambos y para cada caso en particular, en el manejo de la situación al final de la vida de la mejor forma posible.

 

Estas situaciones emocionales son muy delicadas, por lo que es muy recomendable desarrollar al máximo de nuestras capacidades, las habilidades para acompañar que son:

 

Empatía: Disposición para entender lo que nos dicen y transmitir comprensión

 

Congruencia y veracidad: Expresión corporal y oral con coherencia y con la verdad

 

Aceptación incondicional: Aceptar, sin reservas y sin juicios, la biografía de la persona

su modo de pensar, sus emociones, sentimientos y forma de vivir

 

Control emocional: Capacidad para manejar reacciones emocionales entre la realidad y la imaginación, y admitir costumbres diferentes

 

Dualidad terapéutica: “mirar el mundo desde fuera y ponerse en los zapatos del otro” SIN “engancharse”

                                                              

El éxito ó fracaso dependerá del “clic emocional” que se logre a través de la presencia con los pacientes y los dolientes.

 

CULTIVA EL ARTE DE ACOMPAÑARTE EMOCIONALMENTE A TI MISMA, A TUS SERES QUERIDOS Y DÉJATE ACOMPAÑAR      

Colaboración de Déjalos Ir con Amor I.A.P.

Tel. 7124072 – 7169608 y 7121537

No Comments

Post a Comment