¡Haz que esta Navidad sea especial!

Navidad es una época para estrechar los lazos de amor y amistad con familiares y amigos. Representa una buena época para la reflexión y el cambio. Sin embargo, es fácil dejar de lado este verdadero significado y dejarse llevar por el consumismo moderno, pero ¿sabes que? Estas a tiempo para dejarte invadir por el verdadero espíritu navideño. Aquí algunas recomendaciones:

1

 

Recuerda el significado

Navidad significa “natividad” es decir el nacimiento de Cristo en la tierra, por eso es que se prepara una gran fiesta. Una buena manera para recordarles a todos en tu familia el verdadero significado, es colocar en tu hogar un pequeño nacimiento (figuritas de diferentes materiales que representan el nacimiento de Jesucristo según la historia en la religión católica), el pesebre debe permanecer vacío hasta el día 25 de diciembre, día en el que nace Jesucristo y por lo tanto, fecha en la que el “niño Dios” debe colocarse en el pesebre. En medida de lo posible, haz de este acontecimiento el eje principal de la navidad en tu familia.

 

Más allá de los regalos

Enseña a los niños que Navidad es mucho más que regalos. Navidad es una buena época para enseñarles a los más pequeños a compartir, ¿cómo? puedes llevarlos a entregar algunas bolsas de dulces a niños de casas hogares, llevar alimentos a las personas sin hogar, visitar un asilo de ancianos y pasar tiempo con quienes ahí viven. Esta es una de las mejores formas de enseñar a los niños el verdadero significado de la navidad.

Padrinos navideños

Si conoces a alguien que no tenga familia para pasar la navidad, invítalo a celebrar la nochebuena con tu familia, conviértete en un “Padrino navideño”. ¡Haz sentir la calidez de la navidad!

¿Y si me siento triste?

En la temporada de invierno es común que se presente la “depresión estacional”, un fenómeno que se atribuye a los cambios de luz solar y que impacta de manera negativa en el estado de ánimo de las personas, sobre todo si hay un duelo de por medio.

La presencia del ser querido se extraña con demasía en las reuniones familiares que son mucho más frecuentes en esta época. Pero ¿qué podemos hacer? ¡Cambiar la perspectiva! recuerda que esta en ti ver el vaso medio lleno o medio vacío. Enfócate en los buenos recuerdos con esas personas que ya no te acompañan físicamente y esfuérzate por crear nuevas memorias con quienes te rodean, de manera que la tristeza ceda el paso a la felicidad. Ojo, no se trata de olvidar a esa persona, simplemente de recordarla por lo bueno que hubo en vida más que por la tristeza de su ausencia.

 

¡Felices fiestas!

No Comments

Post a Comment